martes, 25 de octubre de 2016

JORGE BATLLE 1927-2016


Escribe Claudio Diz

A los casi 89 años muere unos de los últimos referentes del viejo Uruguay conservador, en momentos que el Partido Colorado se encuentra en la peor de la crisis políticas de una larga historia que se inicia con el gobierno del Gral. Fructuoso Rivera, primer presidente de la República y fundador del Partido Colorado.

Durante el gobierno de Jorge Batlle (2000-2005), se consolida la profundización de una crisis económica y estructural del modelo económico ganadero-dependiente. La aparición de fiebre aftosa en esa época provocó la pérdida para nuestro país de importantes mercados cárnicos en el exterior. Ese factor agravaría la crisis económica del año 2002; crisis que dejó al 50 % de la población por debajo del nivel de pobreza y mostró las enormes carencias de un modelo económico agotado, cuyas causas y consecuencias al día de hoy no han sido resueltas.

En el plano internacional, Batlle rompe relaciones diplomáticas con Cuba a la vez que en lo nacional promueve la “Comisión para la Paz” en un intento de sellar el oscuro pasado dictatorial del cual su propio partido participó de forma indirecta. En el plano internacional, también se habían complicado las relaciones con el gobierno argentino cuando dice: "Los argentinos son una manga de ladrones del primero al último", afirmaciones que fueron difundidas por la cadena Bloomberg al mundo entero.

WE ARE FANTASTIC

Una de sus famosas frases, "We are fantastic", es dicha cuando recibe un préstamo puente de US$ 1.500 millones del FMI por orden del entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, para aliviar la crisis que derivó en recesión, corrida bancaria para retirar depósitos, déficit fiscal, agravada por las crisis financieras en Argentina y Brasil.

UN NUEVO MODELO ECONÓMICO PRIVATIZADOR QUE SERÍA SEGUIDO Y PROFUNDIZADO CON LA LLEGADA DEL FRENTE AMPLIO AL PODER


En 2003, Batlle autoriza por primera vez, la instalación de las primeras fábricas de celulosa en el país con la llegada de la empresas Ence y Botnia, a la vez que facilita la construcción de un nuevo aeropuerto por el consorcio “Puerta del Sur” liderado por el Grupo Eurnekián de capitales argentinos.

El modelo de monocultivos forestales, del cuál nosotros Los Verdes tanto nos oponemos por diversos motivos, se inició durante el gobierno blanco de Luis Alberto Lacalle (1990-1995) con subsidios y beneficios a las plantaciones de pinos y eucaliptos, y sería consolidado posteriormente con las primeras fábricas de celulosa de capitales extranjeros, con el gobierno de Jorge Batlle y luego con los gobiernos del Frente Amplio.

LOS TIEMPOS CAMBIAN, LAS ESENCIA DE LAS COSAS NO TANTO

En la inauguración del nuevo aeropuerto de Carrasco, ya durante el gobierno de Vázquez, Batlle resaltó el gesto de éste al permitirle cortar la cinta de inauguración: “Yo reconozco la actitud del Presidente y le agradezco, porque es un reconocimiento de un hecho real. No es un invento. Y además de parte de quien preside un partido político que se opuso a todas estas cosas; tanto Botnia, el puerto como el aeropuerto”. 

A pesar de la "oposición" a estos proyectos privatizadores en principio por parte de la izquierda, el Frente Amplio no sólo siguió el modelo económico extranjerizante y neoliberal iniciado por Jorge Batlle, si no que lo profundizó y consolidó hasta los días de hoy, con la casi neutralidad de la cúpula sindical del PIT-CNT y apenas una pequeña oposición aislada reunida en la Unidad Popular y en la lucha de colectivos sociales autoconvocados.

La imposición por parte del Frente Amplio junto a los partidos tradicionales del nuevo modelo contaminante de monocultivos sojero-forestales, de la megaminería a cielo abierto y de apertura del país al capital transnacional que derivó en la concentración de la tierra y su extranjerización, fue el detonante o la causa principal de la ida y separación de buena parte de la militancia frenteamplista y el surgimiento de nuevas expresiones políticas como nuestro Partido Verde, que intenta salir adelante en un panorama partidario fuertemente tradicionalista y conservador.

Las nuevas ideas "verdes" innovadoras y revolucionarias relacionadas con la paz, la no violencia, la ecología, la justicia social y ambiental, la igualdad de géneros, la prosperidad económico eco-amigable, las nuevas formas de producir y el consumo responsable, han chocado hasta el momento con un muro de mentalidad conservadora generalizada e indiferencia que está siendo difícil de franquear, pero sabemos que el tiempo está de nuestro lado: "no hay mal que dure cien años, ni pueblo que lo aguante".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada